En la vida pasan cosas absolutamente divertidas, trágicas y extrañas, que no siempre pueden ser captadas por el lente de una cámara.

En el caso de las imágenes que veremos a continuación afortunada o desafortunadamente los lentes estuvieron presentes en el momento y lugar exactos dándonos la oportunidad de poder disfrutar de ellos.