Kylie Jenner, la más pequeña del clan Jenner-Kardashian, ha desembolsado la suma de US$2 millones para "perfeccionar" su cuerpo y estilo con una serie de procedimientos cuyo resultado final se asemeja increíblemente al aspecto de su hermana mayor, Kim Kardashian.

Aumento de pecho, labios, trasero, pómulos, extensiones de cabello y de pestañas son solo algunos de los "arreglos" que se ha hecho la joven, que a sus 17 años se ha convertido el top 10 de las personas más seguidas en la red social Instagram.

La recién graduada también copia el estilo de moda de la socialité, luciéndo vestidos, faldas, pantalones ajustados y con extravegantes escotes, como los que suele usar Kim.

Las uñas postizas, el maquillaje y los cortes de pelo hacen el resto, de manera que la joven parece ser una versión más joven de la esposa de Kanye West.