La llegada de Kim Karddashian al aeropuerto de Los Ángeles fue toda una aventura.

Primero fue revisada detenidamente por una agente la cual pasó sus manos por su cuerpo curvilíneo. Obviamente no encontraron nada y después de una exhausta revisión la dejaron pasar, según informó el portal TMZ. 

Pero eso no fue todo, la socialité pasó por un momento muy vergonzoso y es que al sentarse el pantalón se la bajó más, por lo que dejó lal descubierto el inicio de su trasero. Situación que al parecer no le incomodó mucho. 

Aquí les dejamos las fotografías,