Para mucha gente en el mundo, gastar su dinero en unos lentes de sol, un perfume o una cerveza, es algo ínfimo. Pero para mucha más gente (mil 200 millones de personas, según el último informe de la ONU), estos son lujos.

Por esta razón, la ONG checa "People in Need" mostró una contundente campaña en 2007 que ha vuelto a ser viral en redes sociales ocho años después, sobre todo en Europa.

En esta se muestra a africanos en situación de miseria extrema posando al lado de artículos "triviales" como bolsos o cremas de afeitar y lo que representa para ellos. Mientras, una mujer gasta 34 dólares en un bolso, con solo 2 dólares se puede comer hasta dos semanas en un país subdesarrollado.

En la galería: las cosas más ridículamente caras del mundo. Para leer la información desde un tablet o smartphone, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".