La rapera Missy Elliott ha sorprendido a muchos con su pérdida de peso, ya que en una reciente aparición pública exhibió su nueva figura.

La también compositora reveló a varios medios que siente mucho mejor luego de haber perdido 32 kilos (70 libras).

Hace unos años, la cantante habló sobre su lucha contra la enfermedad de Graves-Basedow,  una extraña patología que afecta a la tiroides y que causa pérdida de habilidades motoras, pérdida de cabello, entre otras.

De acuerdo al portal Medline Plus de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., la enfermedad puede provocar ansiedad, dificultad para concentrarse, aumento del apetito, debilidad muscular, irritabilidad, temblores, y pérdida o aumento de peso en algunos casos.

Pese a que se trata de una enfermedad que no tiene cura, su situación ha mejorado y se ha preocupado más de cuidar su salud.

Además añadió que ha perdido peso porque hace ejercicios.