El 2015 ya llegó a  las remotas islas de Samoa, Kiribati y Tokelau en  Nueva Zelanda, en el Pacífico Sur, estos lugares han sido los primeros en despedir el 2014 y dar la bienvenida al Año Nuevo en el mundo. 

La celebración se realizó con fuegos artificiales y las tradicionales 12 campanadas en el reloj gigante en el Sky Tower, de Auckland, en Nueva Zelanda.

Mientras que en las islas del Pacífico Sur como Kirimati también conocida como Navidad, en Australia, además de  Timor Oriental, Palos, Corea del Norte y Corea del Sur, también ya recibieron el 2015; en tanto que los habitantes del archipiélago de Samoa celebran dos veces el nuevo año, tan solo con cruzar una isla a otra.

Además en Sídney se reunieron 1,5 millones de personas en la bahía para contemplar los fuegos artificiales sobre la Casa de la Ópera.

El 2015 ya llegó al planeta, pero este festejo apenas comienza.