Para muchos niños, los Moshi Monsters son una experiencia divertida en juguetes, pero para Lucy Neath son una obsesión. Para la niña de 12 años, su apetito por las figuras basadas en el juego virtual de adoptar mascotas monstruosas la ha llevado a tener mil 914 artículos.

“No tenía idea de que esto podría suceder cuando comencé a jugar Mosh hace tres años. He gastado todo el dinero de mis bolsillos en esta mercadería”, expresa la coleccionista.