La primera vez que Cindy Crawford posó desnuda fue para la revista Vogue en 1986. 29 años después a sus 49 años de edad exhibe sus curvas en la playa de Malibú pero esta vez sin photoshop, lo que demuestra al mundo entero que Cindy puede permanecer en el gusto del público a pesar de la actual competencia siendo así una supermodelo.

En la sesión fotográfica luce un vestido blanco en forma de malla, con el que deja al descubierto sus pezones, luciendo únicamente una tanga color negro; en un siguiente cambio de ropa también luce un increíble diseño dorado, así lo publicó MailOnline.