Mientras se llevaba a cabo el Victoria’s Secret Fashon Show, las ausentes Cara Delevingne y Kendall Jenner se lucían en el desfile de Chanel. 

Fue una pasarela fuera de lo común, que rindió homenaje a Austria. Los diseños tuvieron un estilo clásico, romántico y sobrio. 

Las jóvenes top models cambiaron la lencería por una pasarela llena de historia y nunca antes vista, ya que se llevó a cabo en una serie de salones que nos hicieron recordar los grandes palacios.

Y en esa gran velada las protagonistas de la gran noche de Karl Lagerfeld, quien se inspiró en la cinta "Sonrisas y lágrimas" para este evento, fueron Cara Delevingne y Kendall Jenner, quienes se encargaron de cerrar el evento.