"Elsa", de la película "Frozen", de Disney, es tan popular, que todas las niñas del mundo quieren verse como ella.  Se quieren peinar con su trenza característica y cumplir sobre todo un sueño: ponerse su delicado vestido azul. Y no importa si son de una raza distinta a la de la princesa, ya que ella las inspira.

Esto pasó con una pequeña aborigen australiana llamada Samara Muir. Estaba en Melbourne, con su madre Rachel, en un evento de Disney, en un centro comercial. Samara, por supuesto, estaba vestida como su princesa favorita y esperaba la fila para fotografiarse en la nieve.

Hasta que una mujer vino con sus dos hijas y atacaron a la niña. La madre le dijo: "No entiendo por qué estás vestida así si Elsa no es negra".

Rachel, ofendida, le preguntó a qué se refería. Entonces, una de las hijas de la señora le gritó a la niña: "¡Tú eres negra y ser negro es feo!".

Por supuesto, Samara comenzó a llorar y le preguntó a su madre por qué era negra. Su madre le dijo que fue por que "Dios se lo dio y debería estar orgullosa". Esto la inspiró para escribir un post de Facebook, que luego se hizo viral.

"No puedo creer que el racismo siga aquí, en uno de los lugares más multiculturales del mundo. Y que una madre permita que su hija le haga eso a otra niña", comentó Muir para el periódico local The Courier. Y muchos, como ella, tampoco lo creyeron así. Ella comenzó a recibir mensajes de apoyo e incluso en un noticiero australiano la coronaron como princesa. Esto reconfortó plenamente a Rachel.

En la galería verán varias reinterpretaciones increíbles de Elsa. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen "ampliar galería" y luego "mostrar texto".