La famosa ilustradora, Loryn Brantz, se percató de que el cabello de las princesas de Disney se comportaba de una forma poco realista, por lo que decidió mostrar cómo se verían si su pelo se comportara de manera natural. 

Ariel, Jasmine, Cenicienta, Bella, Pocahontas o Mulan son algunos de los personajes que forman parte de esta revisión en la que la autora reconoce tener dos favoritas: Ariel tras salir del agua y Cenicienta nada más levantarse.

Brantz confiesa ser fan de Disney desde pequeña y asegura que le gustaría que la empresa muestre modelos más realistas a las niñas: "Pienso que los personajes animados y los juguetes pueden tener una figura estilizada sin tener que estar en estándares irreales de belleza".