En 1987 la película "Tres hombres y un bebé" (Three Men and a Baby) cautivó a la audiencia. 

La cinta trataba de tres amigos solteros que compartían un apartamento en Nueva York: Peter (arquitecto), Michael (dibujante) y Jack (actor). Mientras Jack filma una película, sus compañeros reciben una sorpresa: alguien deja un bebé a su puerta.

La pequeña se llama Mary y es hija de Jack, aunque éste no sabe nada al respecto. Peter y Michael deben cuidar al bebé y allí comienza la aventura. 

Con tan solo cuatro meses, las gemelas Lisa y Michelle Blair interpretaron a la pequela que volvió caótica la vida de Tom Selleck, Steve Guttenberg y Ted Danson. Ninguna siguió el camino de la fama.