Aquella jovencita despreocupada que el mundo conoció en "The Simple Life" y que decía filosóficamente "La Coca Light es para las gordas", ya tiene más de 30 años. Pero sigue viéndose impoluta.

La socialité, ahora empresaria y estrella de televisión ya no es tan popular como su exasistente, Kim Kardashian, pero puede presumir de ser la pionera en eso de adorar famosas que solo son reconocidas... por ser famosas.

Por esta razón, en la galería que acompaña la presente nota les mostramos si ha cambiado en algo.

Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen "ampliar galería" y luego "mostrar texto".