Se llama Dorothy Wang y es heredera de la principal cadena de centros comerciales en China, avalada por 4 mil millones de dólares. Sus dilemas de todos los días son elegir entre carísimos Rolex, zapatos Prada o quizás, bolsos Hermés, comer en los mejores restaurantes, irse en jets privados y celebrar a lo grande. Y por eso tiene más de 560 mil seguidores en Instagram.

Ella es la estrella del reality de E!, "Los Niños Ricos de Beverly Hills", donde muestra su fabulosa vida. Entre el grupo de estrellas del show está uno de sus mejores amigos, Earvin Johnson III, hijo del famoso exbasquetbolista "Magic" Johnson. También se puede ver en sus redes sociales cómo interactúa con Paris Hilton, sus continuas fiestas y su ajetreada vida social, donde no faltan la champaña, las ostras y los anillos de diamante.

Pero ella quiere ser más que eso, o eso fue lo que confesó en una entrevista para el portal Business Insider. Quiere seguir los pasos de su padre (Roger Wang, fundador de Golden Eagle International Group) y tener éxito como empresaria. Ahora vende sus cadenas con hasthags que popularizó en el reality, aunque en las redes sociales se describa como "Funenmployed" (una combinación entre desempleada y divertida) y a cada rato se le vea de compras y esté orgullosa de su show.

"Mi padre ni siquiera sabía del programa hasta que firmé. Es importante que haga mi propio camino, que es distinto al de mi padre", afirmó en la entrevista. "Quiero ser exitosa de otra manera", afirma la socialité, que vende cadenas con palabras como #rich, #fabuluxe o #nofilter. Ahora dice "andar ocupada", ya que su padre la quiere tener en un programa de entrevistas y mientras tanto, seguirá emocionando a su creciente base de fans con instantáneas sobre su lujoso modo de vida.