La publicación de una serie de fotografías tomadas por varios paparazzi a JLo y Casper Smart besándose no hizo más que confirmar que ellos habían reanundado su relación.

Sin embargo, algunos medios internacionales aseguran que esto podría haber sido una estrategia para aumentar la popularidad de ambos antes de estrenar sus proyectos como es la cinta “Obsesión” en la que la cantante participa y la película “Street” en el de Casper, según informa el portal TMZ.

A lo que el portal internacional agrega varios datos para sustentar su teoría de que su "supuesta separación" no era más que simple publicidad:

En agosto de 2014 la cantante y el bailarín fueron captados por los paparazzi en el BMW convertible blanco que conducía Smart; meses después de que anunciaran su ruptura, fueron vistos en la fiesta que organizó MTV por la gala de los premios Video Music Awards; en diciembre, la mascota de Casper atacó a una vecina de Jlo; en febrero fueron captados en un concierto de Kanye West previo a la entrega de los Grammy y finalmente aparecieron juntos en la premiere de la película “Home. Hogar, dulce hogar”.