Este jueves, Angelina Jolie tuvo la oportunidad de conocer al Papa Francisco, durante una audiencia privada en la sala del Tronetto, cerca de la biblioteca pontifica.

En esta exclusiva reunión, la actriz llegó acompañada de sus hijas Shiloh y Zahara, y su hermano James Haven. Según el diario Bussines Insider, el portavoz del Vaticano Federico Lombardi reveló que el Pontifice le regaló un rosario a la esposa de Brad Pitt.

Jolie llegó a Roma para promocionar su nueva película “Unbroken” (Invencible), que narra la historia de Louis Zamperini, un hombre que después de sobrevivir en una balsa durante 47 días tras un accidente de avión, se convirtió en prisionero de guerra, durante la Segunda Guerra Mundial.

“Ser invitada con mi película al Vaticano es no sólo un honor sino un gran tributo para Louis como un hombre de fe y alguien que ejemplifica el poder del perdón y la fuerza del espíritu humano”, mencionó la actriz en un comunicado de prensa obtenido por el sitio E! News.