Kim Kardashian no quiere perder la atención del mundo, ahora la estrella televisiva subió unas fotos a su Instagram enfundada en un bikini con aspecto de piel de animal, también conocido como "furkini". 

Además, la socialité posó en medio de la nieve, y no parece tener frío a pesar del clima y es que Kim no tiene miedo de hacer cosas audaces, cuando se trata de moda. Pero no solo lució un bikini de pieles, sus botas hacían conjunto con su diminuto atuendo. 

La empresaria de 34 años que también presumió su pequeña cintura con este atuendo, escribió en una de las fotografías: "Bebé hace frío afuera ....."