El creador del sitio web Coloring Book Corruptions comenzó la popular serie de dibujos durante una visita a su pequeña prima:

“Inspirado, comencé a transformar un inocente libro para colorear en algo tan horrible como gracioso”.

Desde entonces, el anónimo artista comparte sus obras para el deleite de los internautas del mundo entero.