En los últimos años, las series animadas dejaron su carácter totalmente infantil para dar paso a temáticas más adultas y surrealistas. Esto se puede ver en las series que actualmente se transmiten por el canal Cartoon Network, que aparte del público infantil que atraen, también son programas valorados por el público de jóvenes y adultos. Aquí les presentamos las 5 series más representativas.

Hora de Aventura: Los adultos la aman por su surrealismo y situaciones absurdas. Fue creada en 2007. Cuenta las historias de Finn, un niño de 12 años (ahora adolescente) y su perro Jake, que tiene poderes mágicos en la "Tierra de Ooo". La trama evoluciona cuando los dos descubren que la Tierra fue devastada por una guerra nuclear y continuan sus aventuras luchando con los sobrevivientes.

Tío Grandpa: Fue creada en 2013. Cuenta la historia del Tío Grandpa, un personaje que acompaña a los niños del mundo en sus aventuras. Este vive con una bolsa, un tigre, una pizza "cool" (Pizza Steve) y otros personajes genéricos. Al final siempre hay cortos con los personajes secundarios y canciones en tono de humor absurdo.

Steven Universe: Creada en 2013, cuenta la historia de Steven, el hijo de una de las "Crystal Gems", entes que representan a cada una de las piedras que existen (Rubí, Amatista, etc.). Él tiene que convivir con Garnet, Amathyst y Pearl, las tres únicas sobrevivientes. En la serie se ve de todo: Negocios, muerte, amor, amistad, convivencia y la transición de Steven hacia la adolescencia.

Un Show Más: Creado en 2010, narra las aventuras de Ribgy y Mordecai, un mapache y un arrendajo que tienen 23 años y un trabajo promedio: cuidar un parque. Su jefe es una máquina de chicles y sus compañeros de habitación son un Frankestein y un Yeti inmortal, entre otros. Siempre buscan excusas para no trabajar. Es la serie más adulta del canal. Tiene influencias de "La vida moderna de Rocko" y "Little Britain", entre otras series.

Drama Total: Se comenzó a transmitir en 2007 con su famosísima primera temporada: "La Isla del Drama". Este programa se burla de todos los clichés de los reality shows. Los concursantes siempre van a lugares peligrosos a competir por una suma de dinero en particular. La serie se caracteriza por la excéntrica personalidad de los mismos y por las absurdas situaciones.