Para la mayoría de las personas "el día de la boda" es uno de los más especiales de su vida, por lo que el objetivo es que aquel momento sea "prefecto". Sin embargo, el destino a veces no está del todo de acuerdo con ello y sucede todo lo contrario.

Lanzar con demasiada fuerza al novio logrando que choque en el techo y ver cómo un perro se orina en el hermoso vestido de la novia son de las situaciones que ni los invitados y, mucho menos, los novios desean.

En la galería de imágenes podrán ver cómo es que algunas bodas no fueron del todo emotivas ni mucho menos lindas.

Les recomendamos ver la galería en "tamaño completo".