Varias parejas piensan fuertemente en la idea de tatuarse una imagen representtiva del gran amor que se tienen este próximo Día de San Valentín. Sin embargo, algunos pueden tomar decisiones algo extremas.

Un claro ejemplo es el caso de los brasileños Luana Jahnke y Rodrigo Zanotta, quienes se conocieron en Tinder y como símbolo de su amor, plasmaron para siempre en sus muñecas el logo de dicha aplicación.

En la galería de fotos les presentamos más casos de amantes que deberían pensar dos veces antes de realizarse estos "tatuajes de amor".