Aunque en los tiempos de antes el modelaje se consideraba una profesión con muy mala reputación, desde los años 50, con modelos como Carmen Dell Orefice y luego con íconos como Twiggy, se comenzó a pensar en esta actividad como un oficio.

Al día de hoy, las modelos mejores pagadas ganan millones de dólares, hay escuelas de modelaje y agencias que proveen para cada campaña y editorial de moda verdaderos profesionales del tema.

Pero en estas fotos se verá lo que pasa cuando las agencias de imágenes de stock, personas famosas y anónimas tratan de hacer lo que podría hacer alguien como Kate Moss, con más de 20 años de experiencia. Muchas poses que tratan de ser originales en las fotos terminan siendo verdaderos "fails".

Para leer la información de la galería, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".