Una de las series más queridas por los jóvenes y adultos latinoamericanos cumple 30 años de creada. Yno solo cautivó por sus increíbles peleas o por la singularidad de sus personajes.

No: Dragon Ball Z también tuvo un trasfondo más complejo que muchas veces dio lecciones invaluables para la vida. Y por supuesto, a pesar de todo lo que enmarcaba (lucha, poder o incluso algunas escenas de violencia o subidas de tono), también rompió estereotipos.

Lo hizo a través de la evolución de Gokú, quien de paria de su raza llegó a ser el mejor de todos ellos. O por ejemplo, a través de sus mujeres, personajes que podrían asustar a cualquier machista de la actualidad.

Por esta razón, en la galería que acompaña la presente nota verán algunas otras lecciones de vida que nos dejó esta increíble serie.

Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen "ampliar galería" y luego "mostrar texto".