Una de las series más queridas por los jóvenes y adultos latinoamericanos no solo cautivó por sus increíbles peleas o por la singularidad de sus personajes.

Dragon Ball Z también tuvo un trasfondo más complejo que muchas veces dio lecciones invaluables para la vida. Y por supuesto, a pesar de todo lo que enmarcaba (lucha, poder o incluso algunas escenas de violencia o subidas de tono), también rompió estereotipos.

Lo hizo a través de la evolución de Gokú, quien de paria de su raza llegó a ser el mejor de todos ellos. O por ejemplo, a través de sus mujeres, personajes que podrían asustar a cualquier machista de la actualidad.

1. La competencia siempre es sana y necesaria: Gokú solo buscaba pelear contra el más fuerte para superarlo. Nunca temió a sus rivales más poderosos y siempre quería entrenar para combatir con ellos.

2. El poder se usa para ser mejor: a Gokú no le interesaba dominar al mundo, sino solo ser un extraordinario guerrero.

3. Nunca rendirse: Gokú nunca cedió ante sus enemigos. Siempre los enfrentó, así le costara lo que le costara.

4. El trabajo en equipo es muy importante: Gokú aprendió al lado de Vegeta y sus amigos que debía unir sus fuerzas para derrotar al enemigo. No importa cómo.

5. Los enemigos pueden ser amigos: Vegeta fue enemigo acérrimo de Gokú y luego su rival. Pasó a ser su amigo y mano derecha en batalla.

6. Nunca nadie termina de conocer al otro: los personajes de "Dragon Ball Z" siempre sorprendieron con las facetas de su personalidad. Ese fue el caso de Vegeta, que odiaba a los gusanos, como se vio en la saga de Majin Boo.

7. Hasta el más "malo" tiene su corazón: en el caso de Vegeta, se reveló cuando Bils atacó a Bulma y este se puso furioso, gritando "¡Nadie toca a mi Bulma!". Por fin mostró su amor hacia la terrícola. 

8. Nunca terminas de aprender: personajes como Piccolo o incluso Oob fueron siempre una fuente inagotable de sabiduría y templanza para Gokú, así como Kaiosama y otros maestros. De todos sacó Gokú una enseñanza.

9. Si te aman, te aman como eres: Nadie podría amar a alguien tan intransigente y corajudo como Milk más que Gokú y nadie podría amar a alguien tan fuerte y despistado como el guerrero más que esta increíble y furiosa ama de casa.

10. Al infierno el sexismo: las mujeres de Dragon Ball siempre han sido poderosas y no se han dejado de nadie. Incluso han hecho bullying ellas mismas a estereotipos como la "acomodada" y "falsa" (Maroon), entre otras.

11. Si vas a ser mujer, sé la mejor: todas, a su manera, eran increíbles. Bulma le podía competir a Tony Stark en genio y riqueza. Milk dominaba a alguien que podía destruir un planeta entero. 18 era la que llevaba la pauta en su relación con Krillin. Videl, una luchadora incansable.

12. No hay que ser la más femenina para triunfar: esto lo puede mostrar Videl, que pateó todo el estereotipo de buena ama de casa sumisa para ser una incansable luchadora contra el crimen junto a Gohan.

13. Puedes hacer lo que te gusta y tener una carrera: o mejor si es tu carrera. Pero si ustedes adoran algo con pasión que no requiera un título, mejor ténganlo, como soporte. Siempre tengan un plan B como hizo Gohan.

14. No subestimen a nadie: o vean a Yajirobe, quien le cortó la cola a Vegeta cuando lo enfrentaron.

15. Incluso el más débil siempre tiene algo para ofrecer: sin Mr. Satán, Gokú no habría podido armar el Genkidama que destruyó a Majin Boo. Solo él pudo convencer a los habitantes de la Tierra para donar su energía.

16. La familia es primero: esto siempre motivó a Gokú y compañía a seguir adelante.

17. La vida es mejor con amigos: otro de los aspectos más geniales de la serie fue ver cómo al guerrero siempre lo apoyaron sus amigos, en todo momento. Nunca lo abandonaron.

18. El orgullo es un arma de doble filo: esto pasó con Vegeta, que por orgullo sobrevivió y así mantuvo su linaje y su raza ante Freezer. Pero esto casi le cuesta la vida al tratar de superar a Gokú, como cuando entrenó en la cámara de gravedad a un nivel que no pudo controlar.

19. La gente cambia: todos los personajes evolucionaron, incluso Gokú, que en algunos aspectos llegó a ser más responsable. Solo en algunos. 

20. Una actitud positiva siempre es la mejor: Gokú jamás fue el "pesimista" del grupo. Incluso tuvo sus arranques de buen humor. Y eso le daba un carisma increíble.

21. Jueguen limpio: Gokú siempre fue honorable ante sus enemigos. Incluso ante Freezer, quien trató de matarlo a traición.

22. El pasado no perdona: si dejaron un proceso que no se cerró en su pasado, este vendrá por ustedes y con más fuerza. O vean a Freezer.

23. No hablen. Solo háganlo: Gokú no monologaba. Solo atacaba y punto. Por eso era el mejor.

24. El que ríe de último ríe mejor: esto pasó con Gokú, quien de ser el más menospreciado de su raza, pasó a ser su absoluto vengador y el más poderoso de todos ellos.