Los tatuajes son desde las primeras civilizaciones, marcas para adornar el cuerpo o símbolos que representan ideologías muy profundas.

Actualmente las personas también suelen grabarse frases o palabras con las que se identifican. Sin embargo, esta decisión a veces puede resultar contraproducente y convertirse en algo vergonzoso, tal como en las fotos que veremos a continuación.

Por distracción del tatuador o por mala ortografía del diseñador, estas personas se quedarán con las marcas de una penosa falta de ortografía en su cuerpo.

Les recomendamos ver la galería de fotos en "pantalla completa".