Los selfies parecen formar parte de nuestro estilo de vida. Y lograr un autorretrato especial podría ser primordial para sus autores.

Al respecto se han realizado algunos estudios. Uno de ellos menciona que los autorretratos pueden resultar un acto obsesivo. De acuerdo con Panpimol Wipulakorn, una psicóloga de Tailandia, esto se debe a que prestamos demasiada atención a las imágenes que publicamos en redes sociales, esperando registrar una gran cantidad de comentarios y “me gusta”.

Sin embargo, esta tendencia va en aumento y la gente trata de lograr los selfies más originales y “perfectos". Muchas veces esto no es posible y algo en la foto no permite un selfie como quisiéramos.

A continuación vean estos selfies graciosamente arruinados.

En la galería de imágenes podrán conocer estas graciosas situaciones.