Aunque para el grueso del público "50 Sombras de Grey" sea la octava maravilla, para aquellos que han leído un poco más y conocen más autores literarios, la obra, es francamente, algo desechable.

Stephen King fue el primero en degradar la obra de E.L. James, al considerarla "porno para mamás". Y varios críticos literarios, con los tres primeros libros, encontraron la obra muy interesante, pero en "Grey", todos los defectos de la escritura de James salen a relucir.

Basados en esto, buscamos las críticas más crueles y devastadoras hacia el libro. Y sí que hay material. De hecho, las burlas hacia lo que piensa Christian Grey son un elemento común. Si es que piensa, afirman los críticos.

Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen "ampliar galería" y luego "mostrar texto".