Una carrera como la de Daniel Day- Lewis o Meryl Streep se basa en buenas decisiones profesionales y sobre todo, en un prestigio bien cimentado. Estos dos actores en particular eligen muy bien sus proyectos e incluso rechazan lo que no parezcan buenas historias.

Pero otros actores, por el dinero o por aventurarse, eligen pésimos guiones. Y de paso, acaban con su reputación.

Algunos logran recuperarse luego de estos sonados fracasos. Pero otros solo vuelven a aparecer no en la gran pantalla, sino en alfombras rojas. O generando titulares para tabloides.

Por esta razón, en la galería que acompaña la presente nota, podrán ver cuáles actores arruinaron todo lo que construyeron durante años por elegir un mal papel.

Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen "ampliar galería" y luego "mostrar texto".