Podrían compartir empleo con los subordinados del famoso Willy Wonka en "Charlie y la Fábrica de Chocolate" y nadie notaría la diferencia. Porque lo que hicieron estos famosos fue abusar de las cámaras bronceadoras y ponerse un tono que los hacía ver completamente anaranjados.

A estos famosos se les olvidó que exponerse al sol ya no es tan recomendable, ni mucho menos estar tanto tiempo "tostándose" debido al incremento de casos de cáncer de piel. Se les olvidó que alimentos ricos en betacaroteno como la zanahoria y la asesoría de un experto hubiesen sido mejor idea para su piel que el tono que obtuvieron.

En la galería verán los peores bronceados de los famosos. Para leer la información desde un smartphone o tablet, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".