Algunas animadoras han pasado por malos momentos mientras apoyan a su equipo deportivo.

Las porristas deben tener cuidado cuando hacen su rutina, debido a que un error puede salir caro, incluso existen animadoras de la NFL que han pasado por alguna vergüenza.