Taylor Swift es la adoración de muchos. No solo por lo tradicional: tener una fortuna, ser bellísima, tener talento o por ser famosa. Es por lo que hace.

Porque hay nadie como ella con sus fans. Gente como Justin Bieber debería aprender de ella. Taylor no solo los empodera: hasta hace cosas por ellos (y no, no les escupe desde la ventana de su hotel ni llama a las fans "plus size" ballenas).

Asimismo, sabe burlarse de ella misma. No quiere dar ese aire de "falsa modestia " que, por ejemplo, hace que los estadounidenses odien a actrices como Anne Hathaway. No finge ser nada. Se cae, baila torpemente y trollea elegantemente a quienes la molestan. Así es la cantante.

Por esta razón, en la galería que acompaña la presente nota verán las cosas que han hecho a Taylor una famosa increíble. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen "ampliar galería" y luego "mostrar texto".