La obsesión por la eterna juventud y los avances en la medicina han hecho que un número cada vez más grande de actrices, actores, cantantes y personalidades en general pasen por el quirófano o la aguja.

Estas son algunas celebridades que muestran que no siempre un buen cirujano puede hacer magia con el bisturí.

1. Janice Dickinson

Su carrera como modelo empezó desde muy temprana edad. Con los años ha mostrado que la cirugía plástica no ha sido su principal amiga.

2. Mickey Rourke 

El principal problema del exboxeador ha sido que las operaciones y arreglos que se ha hecho a lo largo de los años. Además, combinados con las lesiones faciales causadas durante los combates de boxeo el resultado es desastroso.

3. Michaela Romanini

Esta italiana se hizo famosa por su adicción al colágeno, que la llevó a una terapia de rehabilitación para que esta enfermedad psicológica no llegase a más. Su rostro y sus labios presentan los estragos del abuso de las cirugías.

4. Donatella Versace

Bronceado excesivo, botox, y sus adicciones al alcohol y las drogas hacen de esta diseñadora de 58 años un ejemplo de las malos procedimientos quirúrgicos.

5. Jackie Stallone

La mamá de Sylvester Stallone tiene casi 91 años y aún continúa vistiéndose con minifaldas y vestidos súper ajustados. Pero lo que más llama la atención es su escalofriante adicción a las cirugías estéticas. Los excesos de procedimientos en su rostro la cambiaron completamente varias veces, hasta lucir casi desfigurada.

6. Amanda Lepore

Ella nació hombre, su nombre original fue Armand. Se ha convertido en todo un icono transexual ya que ha participado como actriz y modelo de muchas campañas de moda.

7. Hang Miouku

Esta modelo surcoreana pasó 20 veces por el quirófano, inconforme con los resultados, ella misma se aplicó silicona y aceite de cocina, lo que le deformó el rostro.

8. Michael Jackson

El astro de la música fue un verdadero camaleón y adicto a las cirugías plásticas que terminaron por transformar su rostro.

9. Joselyn Wildenstein

Se casó con Alec Wildenstein, heredero de una fortuna de 10 mil millones de dólares, pero a los pocos años se divorciaron. Según algunos rumores a su esposo le gustaban los gatos y Jocelyn, acudió a un cirujano para rejuvenecer su rostro y convertirse en lo más parecido a un gato, pensando que su marido le pondría más atención. Actualmente, con 73 años y más de 30 cirugías es señalada como el peor ejemplo de la cirugía estética.

10. Pete Burns

Pete Burns saltó a la fama en los 80 como vocalista de la banda Dead or Alive. En 2006 sorprendió a sus fans tras realizarse varias cirugías plásticas para lograr una apariencia femenina.