El periódico Daily Mail tuvo una entrevista con Sandy Powell, la vestuarista de la versión 2015 de "Cenicienta", protagonizada por Lily James. 

Ella develó varios detalles de cómo se creó el vestuario que enamoró a grandes y a chicos en la producción que se estrenó el mes pasado.

Sandy habló de ilusiones ópticas, de cómo fue creado este vestido y cómo tuvo que hacer Lily James si quería ir al baño, por ejemplo, con esta magnífica pieza.

1. Hay ocho versiones del vestido. Todos son distintos. 
Unos son más largos y otros más cortos.Otro tenía agujeros en la falda para que el arnés funcionara. 
Tomó 4 mil horas hacer las versiones del vestido. 
2. A pesar de las críticas, Lily James dijo que no le hicieron Photoshop. 
Afirmó que la amplitud de la falda la hacía ver con cintura más pequeña.
3. Helena Bonham Carter le dio consejos a Lily sobre cómo ponerse el vestido.
Le dijo que tenía que respirar profundo cuando este llegara a su pecho, así se haría más pequeño. 
4. La capa superior del vestido está hecha con crepelina, una seda muy fina y ligera.La parte inferior del vestido está hecha de Yumisima, un material muy caro y fino que flota cuando se tira al aire. 
5. ¿Cómo hacía para ir al baño? A Lily James le dieron un orinal portátil para que deslizara debajo del vestido.
6. No se puede decir cuánto costó el vestido, pero se estima que su precio es de 12 mil dólares. 
7. El corsé y la crinolina están hechos de acero
8. A Lily James le costó mucho bailar con el Príncipe enfundada en el vestido. Seguía tropezando con él. 
9. Hay tres millas de hilo en los dobladillos y 250 metros de tela en el vestido. 
10. Lily James tardaba vistiéndose 20 minutos.El periódico Daily Mail tuvo una entrevista con Sandy Powell, la vestuarista de la versión 2015 de "Cenicienta", protagonizada por Lily James.