Selena Gomez estuvo en el momento preciso para salvar a su amiga Cara Delevigne de mostrar de más... 

La modelo tuvo un pequeño problema con su escote y casi enseña sus pechos. Sin embargo, Selena estaba junto a ella y pudo detener que los enseñara. Eso sí, el divertido momento quedó plasmado en una fotografía. 

Selena demostró sus grandes reflejos y evitó la vergüenza para su amiga. Y aunque el momento hubiese quedado en una anécdota, Selena decidió compartirlo a través de su cuenta de Instagram.