La cantante Amber Rose no tiene pena en mostrar su voluptuoso cuerpo y se quitó la ropa para aparecer en la portada de la revista "GQ Magazine".

La exnovia de Kanye West quiere hacerle ver lo que se perdió y demostrar que ella también puede ser como Kim Kardashian, la esposa del rapero.

Esta no es la primera vez que la mujer de 32 años expone su cuerpo, en su cuenta de Instagram comparte atrevidas y sensuales imágenes de ella.