La esposa de Adam Levine, Behati Prinsloo, sufrió un “accidente” con su atuendo mientras posaba para los fotógrafos en la inauguración de la nueva tienda “Flagship store” de Tommy Hilfiger en París.

Lo increíble del asunto es que mientras posaba, su vestido le provocó una mala jugada y dejó al descubierto parte de su trasero.

Esta no es la primera vez en que el "Ángel de Victoria's Secret" ha tenido esta clase de “accidentes”, pues recientemente en la entrega de los Oscar 2015, mientras posaba junto a su esposo, sufrió de un “Nip slip”, mostrando así sus senos mucho más de lo debido.

Aquí la imagen: