Imaginen que están de los más bien en un restaurante de Los Ángeles, se toman una foto y de repente ¡sopresa!, en su fotografía se cuelan Kim Kardashian, Kanye West y North West. 

Esto fue lo que le pasó a Alice Bamford, quien decidió capturar un momento con su pequeña hija, sin imaginar que detrás de ella se encontraba la estrella televisiva con su familia. 

Lo más curioso es que la familia West Kardashian fue captada sin poses, Kanye parece de mal humor, mientras que vemos a Kim sin maquillaje y tratando de recoger algo, simplemente sin glamour y como una familia normal. 
 
Aquí les dejamos la imagen.