La actriz que dio vida a la divertida "Bridget Jones", Renée Zellweger, sigue sorprendiendo con sus cambios de apariencia. 

Primero, hace unas semanas, el rostro de la estadounidense perdía su forma redonda, su expresión y algunos años. Simplemente quedó irreconocible. Con este cambio, la actriz se convirtió en objeto de comentarios en los medios y en las redes sociales, desatando nuevamente la polémica sobre las cirugías y sus límites.

La actriz ha ignorado las críticas y sigue haciendo cambios en su aspecto físico. Ahora, Renée cambió el tono de su pelo, pasando de rubio al castaño, que consiguió gracias a una peluca. Este cambio estuvo provocado por las exigencias del libreto de su nueva cinta, ya que se encuentra en el rodaje de "Same Kind of Different as Me"