¿Rubia? Sí, la más pequeña de las Kardashian decidió dejar de ser morena, por lo menos por unos momentos.

Lo hizo durante una sesión de fotos, para la revista Love Magazine, donde se conviritó en rubia. 

Kylie compartió en su cuenta de Instagram las dos primeras fotos de la publicación, en una de ellas porta un abrigo y luce sus piernas . Y en la otra muestra un close up de su rostro, donde deja ver su cabello rubio. 

El responsable de las fotos fue Steven Klein, reconocido fotógrafo, quien ha trabajado con otras celebridades como Madonna Lady Gaga.

Sin embargo, el nuevo look de Kylie solo fue apoyado por una peluca y es que hace unas horas posteó una foto regresando a su apariencia de morena, como siempre la hemos visto. 

¿Y ustedes cómo la prefieren?