En noviembre de 2014, Kim Kardashian se dio a la tarea de romper el internet con su sesión fotográfica para la revista “Paper”, donde además de posar desnuda, demostró las grandes proporciones de su trasero.

En aquel momento, la foto que protagonizó la portada de esta publicación causó gran polémica y hasta iniciaron rumores en los que se especulaba que podría haber sido una obra del Photoshop.

“Hubo retoques para limpiar las cosas y hacer que se vean increíbles. Cada portada de cada revista está retocada en algún nivel”, explicó al sitio US Weekly el director editorial de “Paper”, quien también aseguró: “Su trasero no está rellenado ni agrandado, todo es de ella”.

Ahora, por medio de la cuenta de Instagram de la revista “Love Magazine”, se filtró una fotografía en la que se puede ver el trasero de Kim, sin trucos de edición o correcciones.