Las chicas del grupo surcoreano de K-Pop, "Oh My Girl", vivió momentos de angustia al ser detenidas en el aeropuerto de Los Ángeles, California, durante quince horas por ser confundidas con prostitutas.

Todo sucedió cuando las coreanas ingresaron al área de migración, pero al preguntarles las autoridades estadounidenses el motivo de su viaje, las cantantes no supieron contestarles, por lo que levantaron de inmediato las sospechas entre las oficiales, quienes las llevaron a cuarto para interrogarlas.

Después del desafortunado mal entendido y examinar los trajes de las cantantes, quienes se visten como colegialas en cada uno de sus shows, los agentes concluyeron que no eran sexoservidoras.

La agrupación había viajado a ese país para realizar una sesión de fotos para la portada de su próximo álbum y de paso interpretar un tema en una gala de artistas y productores estadounidenses de origen asiático, la cual se llevaría a cabo el próximo sábado.

Luego del incidente, la productora canceló todos los planes de la agrupación en el país norteamericano y decidieron regresar a las jóvenes a Seúl, Corea del Sur.