A pocos meses de cumplirse cuatro años de la muerte de Jenni Rivera, la jueza Holly Kendig sentenció a la empresa propietaria de la avioneta a pagar una cantidad millonaria para indemnizar a los familiares de las víctimas.

Al no responder a una demanda como responsable del accidente, la empresa deberá desembolsar US$ 70 millones a los herederos de los fallecidos.

Durante los tres años que duró el juicio, los dueños de la aeronave, perteneciente a Starwood Management LLC, nunca se presentaron, por ese motivo la orden judicial los hace responsables de las muertes de la Diva de la Banda, el publicista Arturo Rivera, el maquillista Jacobo Yebale, el estilista Jorge Armando Sánchez y el abogado Mario Macías.

Rivera, reconocida cantante de música regional mexicana, falleció junto a otros seis acompañantes la madrugada del 9 de diciembre de 2012, cuando el avión en el que volaba se desplomó 15 minutos después de despegar, en el estado de Nuevo León.