El pasado 24 de junio, la hija de la fallecida cantante Whitney Houston fue trasladada a un hospital de enfermos terminales.

Desde entonces, familiares de Bobbi la han visitado en el hospital para despedirse de ella. Sin embargo, "alguien" intentó vender, a revistas y portales de la farándula, la fotografía de Bobbi Kristina en estado de coma, reveló el portal estadounidense TMZ.

Esta situación causó la molestia de la familia Houston, por lo que han prohibido a la familia Brown visitar a la hija de Whitney Houston.

Fuentes cercanas dicen que el equipo de seguridad del hospicio informó a la familia Houston que había pruebas que revelaban que un miembro de la familia Brown había sido quien tomó la foto.

Cabe mencionar que esta prohibición no afecta a Bobby, padre de la joven de 22 años. Finalmente revelan que a pesar de conocer el nombre del culpable, no diran su nombre, según TMZ.