Aquella imagen de joven inocente que conquistó miles de corazones a finales de la década de los años 80 con su voz angelical en Menudo ha quedado atrás, ahora, Angelo García, tiene mejores cosas que pensar y "disfrutar". 

Angelo no tiene reparos en admitir su adicción al sexo y las cosas que le excitan sexualmente.

“Soy una persona muy sexual y a mí me encanta el sexo”, reveló el cantante en entrevista con un medio puertorriqueño. 

El galán, que reside en Miami, ha emprendido varios proyectos, entre ellos un disco (en 2006), pero el más reciente es su propio sello discográfico y su álbum "Scandalous", con el que está de regreso y lo reposicionará en la escena musical.

A sus 35 años, también Angelo  busca convertirse en un ejemplo a seguir de jóvenes alrededor del mundo para lograr sus metas. 

El vocalista abrió la fundación sin fines de lucro Be Free Foundation, con la que pretende ayudar a niños y niñas víctimas de bullying. 

Confesó que cuando salió de Menudo y regresó a la escuela vivió el acoso escolar y que sufrió el maltrato físico y verbal de sus compañeros.