Una investigación llevada a cabo por las universidades de Singapur y Michigan examinaron a más de 800 actores en un periodo de 75 años entre 1930 y 2005. En este lapso descubrieron que los ganadores del Óscar son 205% más propensos a divorciarse durante el año siguiente que quienes no lo reciben.

Por su parte el investigador de Michigan, Michael Jensen, expuso a The Straits Times:

"El Óscar es un evento social, lo que lleva a los nominados y ganadores a un estatus más alto en su campo y este, a su vez, abre las puertas a más oportunidades para ellos, tales como alternativas conyugales".

"Los ganadores y nominados se hacen más deseables a las mujeres. Y ellos son más propensos a aprovechar la oportunidad", mencionó Jensen.

Por su parte la investigadora, Heeyon Kim, compartió: "La maldición del Oscar podría arruinar matrimonios y aumentar la probabilidad de divorcios"
También se descubrió que los ganadores del Oscar sueñen tener más participaciones en otras películas

El actor, Eddie Redmayne, ganó un Oscar en la categoría de mejor actor con la película "La Teoría del todo".

Los ganadores y nominados se hacen más deseables a las mujeres. Y ellos son más propensos a aprovechar la oportunidad".

Parejas que se han divorciado después del Óscar: