La polémica generada desde la alfombra roja de los Óscar por Dolce & Gabbana está por todas partes en Hollywood. Varias celebridades se han subido al "auto" del boicot propuesto por Elton John después de que los diseñadores de moda Domenico Dolce y Stefano Gabbana criticaron a los padres del mismo sexo y el uso de la fecundación in vitro en una revista italiana, llamando a los hijos resultantes "sintéticos".

Courtney Love, Ricky Martin o el creador de American Horror Story, Ryan Murphy, se encuentran entre los que se han comprometido a deshacerse de su ropa Dolce & Gabbana y apoyar el boicot. "Mis camisas D & G se van. No quiero que nadie las vista", escribió la extenista Martina Navratilova en Twitter.

Ryan Murphy aseguró que no solo él, personalmente, dejaría de usar la marca, sino que no permitirá que los personajes de alguno de sus espectáculos los vista tampoco.

Los diseños de Dolce & Gabbana han sido habituales en las alfombras rojas y las pantallas de cine y televisión durante años. Channing Tatum y David Oyelowo llevaban esmoquin de esta marca en los Oscar. Felicity Jones, una de las protagonistas de la nueva película de Star Wars, escogió un vestido de D & G para asistir al Critics' Choice Awards.

El conocido blogero Perez Hilton, quien dirige un sitio web sobre moda y celebridades, considera que los comentarios de los diseñadores podrían perjudicar sus relaciones con Hollywood. "Si un estilista o una celebridad tiene otras opciones, no creo que nadie elija Dolce & Gabbana", dijo. "No solo han ofendido a las personas homosexuales, han ofendido a gente en todos los ámbitos", añadió.

La mayoría de los compradores, sin embargo, no estarán en disposición para boicotear a los diseñadores italianos. Un jersey de hombre, por ejemplo, cuesta 1.100 dólares; un vestido de cóctel podría superar los 6.000 dólares.

Ricky Martin también aprovechó el Twitter para criticar a Domenico Dolce y Stefano Gabbana, asegurando que sus voces son demasiado poderosas para extender tal odio. "Despierta, esto es 2015", escribió. "Amaros a vosotros mismos chicos", apuntó el cantante.

Dolce y Gabbana son gays y antes habían sido pareja. "Ver a dos hombres gay con mucho exito que utilizan las grandes plataformas que tiene a su alcance para promover la estrechez de miras me enfurece", dijo Hilton Pérez. "Deberíamos estar promoviendo la apertura y la aceptación".