Kim Richards, estrella del reality show "The Real Housewives of Beverly Hills", fue detenida en el hotel Beverly Hills la madrugada de este jueves, luego de que el personal del inmueble llamara a la policía y reportara una pelea.

Cuando los oficiales llegaron al hotel, encontraron a Kim ebria y encerrada en el baño de su habitación, del cual se negó a salir en un principio, según TMZ.

Aunque no hay nada confirmado, parece ser que la actriz fue trasladada a una cárcel cercana, donde fue acusada de “prevaricación, resistencia al arresto, agresión contra un agente de la policía y beber en público”.

Tras recibir una citación para los próximos días, la actriz fue puesta en libertad.