En la celebración del "Día del Padre", las chicas Kardashian le obsequiaron a Caitlyn Jenner varios vestidos, zapatos y algunos accesorios para su nueva personalidad, mientras que sus hijos Brandon y Burt trabajaron en el jardín de la casa de la exolímpica para que ella no tuviera que ensuciarse las manos, según TMZ.

Por otro lado, Kanye West, le hizo un regalo muy especial, ya que interpretó para ella la canción "Isn't She Lovely" de Stevie Wonder.

"De repente, Kanye pidió a Caitlyn y a los otros acompañantes que se sentaran porque iba a decir algo", reveló una fuente a Hollywood Life.

"Dijo:  ' Esto es para ti, Caitlyn ' y comenzó a cantar la hermosa canción", añadió la misma fuente.

El pasado fin de semana se celebró el "Día del Padre", incluso, Caitlyn Jenner compartió en su cuenta de Instagram una emotiva foto de la reunión en la que posó junto a sus seres queridos.