Este martes se supo que a los niños afectados por ataques mortales de Boko Haram se les ha pedido que hagan dibujos de las masacres como parte de su terapia psicológica.

Cientos de niños nigerianos, quienes ahora viven en el campo de refugiados de Dar es Salam, a kilómetros de la frontera de Chad con Nigeria, han visto como sus aldeas han sido arrasadas y en algunos casos como sus familiares han sido asesinados.

Jóvenes en un campamento de refugiados dirigido por UNICEF, cerca de Baga Sola, en Chad, fueron fotografiados dibujando escenas sangrientas, asalto de hombres armados, desarrollo de matanzas, todo esto utilizando lápices y crayones para dibujar.

Los dibujos ilustran la inocencia de las jóvenes víctimas atacados salvajemente por yihadistas.

Boko Haram ha estado haciendo una guerrilla en el norte de Nigeria y ciudades cercanas, lo que ha provocado que naciones como Chad y Níger busquen la manera de combatirlos.

El recién elegido presidente de Nigeria, general Muhammadu Buhari, quien venció titular Goodluck Jonathan se ha comprometido a "erradicar" a la insurgencia.