A casi dos semanas de la visita del papa Francisco a México, se dio a conocer que el Gobierno de Michoacán fue el encargado de costear el traslado de Belinda para que pudiera conocer al jerarca de la iglesia católica.

La cantante mexicana fue trasladada en helicóptero y con seguridad privada que cobró dos mil 600 dólares por hora.

Bajo el argumento de motivos de urgencia y seguridad pública, el Gobernador Silvano Aureoles contrató en adjudicación directa la renta de tres helicópteros por al menos 4 millones 920 mil dólares al año, sin contar impuestos, según medios locales.

Fue en uno de ellos en el cual Belinda se movilizó hacia ese estado.

Con información de El Comercio